Ripoll demanda que el Corredor Mediterráneo conecte los centros de producción y consumo con todos los puertos


Corredor Mediterraneo

El corredor ferroviario por el litoral español es una prioridad

El presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, Joaquín Ripoll, ha demandado al Gobierno de España y a la Unión Europea “la inclusión del Corredor Mediterráneo como uno de los ejes prioritarios del transporte europeo”. Para Ripoll “se trata de defender algo importante para nuestro territorio, que necesita ventajas que suplan la situación periférica en la que nos encontramos para que nuestras empresas puedan competir”. En este sentido, el presidente del Puerto de Alicante ha demandado que el trazado definitivo se ajuste a las demandas reales, “que se conecten los centros de producción y consumo y las infraestructuras logísticas existentes, especialmente todos los puertos”.

El presidente de la Autoridad Portuaria ha realizado esta reivindicación en el transcurso de un encuentro en defensa del Corredor Mediterráneo que ha tenido lugar hoy en la Estación Marítima del Puerto de Alicante. El acto ha contado también con la presencia de la consellera de Presidencia y vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Paula Sánchez de León; la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medioambiente, Isabel Bonig, los presidentes de las autoridades portuarias de Valencia, Castellón y Cartagena; empresarios y miembros de la comunidad portuaria. Al encuentro han asistido más de 200 personas.

Ripoll ha matizado que este corredor supone para los puertos mediterráneos “una forma de poder servir como puntos de entrada de mercancías a Europa procedentes de Asia y de salida al norte de África”.

El presidente de la APA ha explicado que el Corredor Mediterráneo sirve para estar bien conectados con las redes de distribución europeas y con los grandes centros de consumo y con ello mejorar la logística alicantina, “mejorando así nuestro sector productivo”.

Corredor Mediterraneo

Por último, Joaquín Ripoll ha esgrimido tres razones para apoyar el Corredor Mediterráneo: primera, es la conexión de entrada más eficiente a los centros de distribución del norte de Europa para los productos procedentes de Asia;  segunda, une un espacio dinámico y periférico con los grandes centros de consumo; y tercera, permite la distribución de productos europeos a las zonas mediterráneas y al norte de África.

Por su parte, la vicepresidenta del Consell, Paula Sánchez de León, ha asegurado que “la inclusión del Corredor Mediterráneo entre las infraestructuras prioritarias de la Comisión Europea dentro de la futura Red Global Europea de Transporte es un elemento vital para las generaciones futuras, pues condiciona las expectativas de nuestro futuro desarrollo social y económico”.