Miguel Campoy informa al consejo de administración sobre la situación comercial actual del Puerto de Alicante


Operativa de contenedores en el muelle 11 del Puerto de Alicante.

Operativa de contenedores en el muelle 11 del Puerto de Alicante.

La última sesión del consejo de administración del Puerto de Alicante, correspondiente al ejercicio 2010, ha permitido exponer ante el máximo órgano de gobierno de la dársena alicantina la estrategia comercial impulsada por la Autoridad Portuaria de Alicante para paliar los efectos de la crisis.

Dicha estrategia ha incidido en el mantenimiento del tráfico de las mercancías no vinculadas directamente con el sector de la construcción, ya que, la fuerte dependencia del puerto respecto a dicho sector ha lastrado los resultados de los últimos ejercicios. Así, en 2007, con 1.976.232 toneladas movidas, la construcción copaba el 63% del tráfico total; mientras que, con 824.446 toneladas movidas hasta octubre de 2010, actualmente representa el 45%.

Otro aspecto que ha conllevado la reorientación de la política comercial ha sido la importante disminución que han sufrido las importaciones, debido a la débil demanda interna de las empresas de la zona de influencia del Puerto de Alicante y su creciente internacionalización. Como se desprende del informe comercial presentado, en tan sólo tres años las importaciones han pasado de representar el 49%, con más de 1.500.000 Tn movidas en 2007, a un 26%. Sin embargo, las exportaciones han pasado de un exiguo 6% en 2007 (176.157 Tn), a un 30% en 2010 (535.807 Tn).

Ante el estancamiento de la construcción y la actual coyuntura exportadora, la APA ha impulsado una estrategia de alineamiento con las necesidades de internacionalización de las empresas del hinterland, refrendada en convenios específicos de bonificación de las tasas portuarias, como los signados, por ejemplo, para el tráfico de productos eólicos o el mármol. Asimismo, se ha incentivado el establecimiento de líneas feeder de navieras con rutas transoceánicas, el short sea shipping con el norte de África, además de buscar la ampliación del área de influencia del puerto con la mejora de la infraestructura ferroviaria.

Así las cosas, hasta el pasado 31 de octubre, últimos datos disponibles cotejables, la dársena alicantina ha movido un total de 1.820.763 toneladas; esto es, 213.940 Tn menos que en el ejercicio 2009 (-10,99%). Este decremento en el acumulado anual se explica por la continua bajada de los graneles sólidos sin instalación especial, pues en el periodo analizado acumula un descenso de 276.998 toneladas (-36,71%). Sin embargo, la aplicación de esta nueva política comercial ha obtenido resultados positivos en el tráfico de contenedores (Teus), cuyo repunte alcanza el 13,81%, con un total de 123.418 Teus manipulados.

Arturo Marcos Sánchez, vocal del consejo

Mediante Decreto 201/2010, de 3 de diciembre, del Consell, publicado en el Diario Oficial de la Comunitat Valenciana del día 7 siguiente, se ha producido el cese de D. Rafael Martínez Berna, a petición propia debido a la incompatibilidad con su actividad empresarial, como vocal del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Alicante, en representación de la Generalitat. Asimismo, se ha informado que, en el mismo Decreto, se ha producido el nombramiento de D. Arturo Marcos Sánchez, jefe de la Dependencia Provincial de Aduanas e Impuestos Especiales, como vocal del Consejo, en representación de la Generalitat, por un periodo de 4 años.

Representación de la comunidad portuaria

Con motivo de la aplicación de la Ley 33/2010, que modifica las Leyes de Puertos 48/2003 y 27/1992, se ha reducido considerablemente la composición del consejo de administración, afectando de forma especial a la representación de la comunidad portuaria. Así, en la pasada sesión celebrada el pasado 4 de noviembre, primera en la que se aplicaba lo dispuesto en la mencionada nueva Ley de Puertos, el consejero D. José Andrés Martínez, presidente de la Asociación de Consignatarios de Buques de la provincia de Alicante, expuso esta circunstancia y propuso que se estudiara la forma en que pudieran estar presentes en cada sesión otros representantes de la comunidad portuaria, como son la Asociación de Transitarios, la Asociación de Empresas Estibadoras y los Estibadores Portuarios.

A este respecto, cabe señalar que ni la legislación portuaria vigente, ni la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común prohíben la asistencia de invitados a las sesiones de los mismos. Así pues, el máximo órgano de gobierno portuario ha aprobado que dichos representantes sean invitados a las sesiones y puedan asistir a las mismas con voz pero sin voto.